Casa Rural La Datilera
Turismo Rural Alternativo
Parque Natural Cabo de Gata


 

Más de un visitante se habrá preguntado cual es la relación entre este Parque o su cabo y una gata........, sin embargo su nombre no deriva de una relación entre el felino y la costa sino de una manía humana de acortar palabras al hablar. Por esta y no otra misteriosa razón adquiere el Parque su actual nombre, abreviación de Cabo de las Ágatas.

Los primeros pobladores de estas tierras fueron los Argáricos, su cultura dejó entre otras cosas el actual logotipo de Almería, el Indalo. Después pasaron fenicios, cartagineses, romanos, visigodos, musulmanes y castellanos. Vestigios de estos pobladores salpican toda la costa, hay castillos , torres vigias, antiguos cortijos, norias, aljibes y molinos.

Al igual que el visitante de hoy, todos quedaron atrapados por esta tierra mezcla de volcanes, escorpiones y piratas. Sus dos caras sorprenden y hechizan: la sequedad de la arena del desierto arrastrada por el viento frente al fresco y abundante rocío de la mañana.

Sorprende hablar de biodiversidad en una zona desértica, y sin embargo ésta es más que generosa en este lugar, tanto como para ganarse el título de reserva de la Biosfera, concedido por la UNESCO.

El Parque comprende tres zonas diferenciadas:la Sierra volcánica del Cabo de Gata, una zona litoral plagada de acantilados y calas y otra interior de gran valor antropológico. Comienza en la Rambla del Agua, en Retamar y termina en la Punta del Santo por encima de Carboneras. Esto supone siete kilómetros de costa protegida.

Hoy los habitantes censados en el Parque son unos 100.000 y sus recursos se basan principalmente en el turismo y de forma mucho mas escasa en la agricultura.